Domingo, 15 de Julio de 2018

Inform. General

Establecen un nuevo mecanismo para civiles que quieran obtener armas.

El Gobierno nacional anunció un nuevo mecanismo para obtener tenencia y portación de armas, al permitir que cualquier ciudadano pueda oponerse a que un aspirante consiga una autorización legal para estar armado.

09.04.2013

Así lo anunció el ministro de Justicia, Julio Alak, quien precisó que actualmente solo hay 666 particulares con permisos para circular armados en la Argentina, y volvió a exhortar a la "sociedad civil" a "entregar sus armas" para evitar tragedias.

En una conferencia de prensa, Alak dio a conocer el informe anual del Registro Nacional de Armas (RENAR) junto al titular de ese organismo, Matías Molle, y el secretario de Justicia, Julián Álvarez, encargado de anunciar un nuevo requisito para autorizar la habilitación de armas a un ciudadano.

Hasta ahora los permisos se concedían si se superaban cuatro condiciones: no tener antecedentes penales, poseer el apto psicofísico, tener aptitud de tiro y demostrar un medio de vida lícito. A partir del próximo viernes, el RENAR permitirá lo que se dio en llamar "la participación ciudadana por oposición".

Según explicó Álvarez, ese mecanismo permitirá que cualquier ciudadano pueda impugnar la autorización para tener armas si puede demostrar que ese permiso podría ser peligroso.

"No podemos permitir que haya ciudadanos que hagan uso imprudente de las armas. No queremos que ningún imprudente tenga armas en su poder", dijo Álvarez.

A partir del próximo viernes, la página en Internet del RENAR publicará las solicitudes para tener o portar armas y cualquier ciudadano tendrá quince días de plazo para oponerse a que ese aspirante consiga un permiso.

En ese sentido, el funcionario explicó que se puede denunciar si ese aspirante tiene antecedentes violentos, tanto en el ámbito laboral, doméstico o civil, o incluso "si el ciudadano conoce que esa persona es violenta y puede demostrarlo con testigos".

El RENAR evaluará cada impugnación y allí decidirá si se rechaza el permiso solicitado, suspende el trámite o descarta la denuncia por falta de fundamentos, se indicó.

En ese marco, los funcionarios remarcaron que "las dos terceras partes de los homicidios anuales se producen en conflictos interpersonales, es decir, entre conocidos", y por lo tanto "si no si existiera el arma en el conflicto, no se terminaría en una tragedia".

Además, el ministro Alak destacó que Argentina "es un país líder en Latinoamérica en la destrucción de armas" y resaltó que se redujo en un 92 por ciento la cantidad de portadores con respecto al período 2003-2011.

De acuerdo con los datos oficiales, el año pasado se entregaron 78.191 credenciales de tenencia, contra casi 175 mil que se emitían en 1999, mientras que hubo 666 portaciones autorizadas contra 8.196 de 2003. En tanto, el material secuestrado en inspecciones alcanzó las 7.587 armas y 940.403 municiones.

Alak recordó que cualquier ciudadano en forma anónima puede entregar un arma a cambio de un pago de entre "400 y 600" pesos, de acuerdo al calibre del arma.

Incluso, el funcionario resaltó que hay una gran cantidad de mujeres que deciden presentarse al programa de desarme cuando enviudan y no quieren tener un revólver o una pistola en sus casas.

"Hasta ahora no había mecanismos para sacarse un arma de encima", dijo el ministro de Justicia.

Cuando DyN consultó como se garantizaba que esas armas no hubieran participado de hechos ilícitos, Álvarez sostuvo que "no estaban denunciadas", mientras que Alak remarcó que esa cuestión ha sido debatida por fiscales y se determinó que "la destrucción de esas armas no implicaba la destrucción de prueba".

"Más no se puede hacer -dijo Álvarez-, qué otra cosa se nos puede ocurrir. Este nuevo requisito es abarcativo para todas las posibilidades existentes".

Fuente: DyN

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.