Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Caza

Safaris a 60.000 el día: el refugio de Carolina de Mónaco y el emérito en Ciudad Real

En el corazón de La Mancha, una finca de 2.200 hectáreas propiedad de Juan Medem ha conquistado a fortunas de medio mundo con sus cacerías y su servicio a lo Downton Abbey.

06.10.2017

Ver mas imágenes
En la provincia de Ciudad Real, casi colindando con Jaén, existe desde hace casi doce años un coto de caza (mayor y menor) de más de 2.000 hectáreasque se ha convertido en uno los refugios secretos del lujo internacional más demandados. La Nava del Barranco acoge a huéspedes tan vips que ni siquiera suelen dejarse ver en los locales más exclusivos de Marbella, Sotogrande o la milla de oro de Madrid. Su nivel de elitismo es mayor, por lo que este remanso de paz, a algo más de dos horas de la capital (por carretera), se ha posicionado como el mejor escondite para los más ricos del mundo. Carolina de Mónaco y el Rey emérito ya se han rendido en más de una ocasión a sus encantos, pero no son los únicos.

Donde encuentran intimidad árabes, rusos y royals

Los millonarios con más ceros en la cuenta saben lo que se hacen. La exclusividad que buscan va unida a una intimidad difícil de encontrar en esta época en la que un solo móvil con cámara puede desbaratar sus aspiraciones de encontrar tranquilidad durante unos días alejados del mundanal ruido.

En la Nava del Barranco lo que sueñan se cumple. Ubicada en mitad de la sierra castellanomanchega, ricos de todo el mundo alquilan a 60.000 euros la noche la impresionante casa de caza (hotel de siete estrellas) y las 2.200 hectáreas de campo que la rodean. Viñedos, olivos centenarios y una faunaque la convierten en uno de los cotos con más animales de la zona y en el escenario perfecto para desconectar del frenesí de su vida urbanita.

Por ello, grandes fortunas de Oriente Medio (la jequesa de Qatar es una habitual), Rusia y el norte de Europa (sobre todo alemanes y suecos) se 'pegan' por alquilar durante unos días este trocito de paraíso campestre en el que se puede aterrizar con el jet privado, hacer ‘safaris’ a la española y comidas al más puro estilo de ‘Memorias de África’. Y no solo familias históricamente ricas, como los Borbón o los Grimaldi. Empresarios, presidentes y propietarios de grandes compañías internacionales, como el de Coca-Cola o el de Air France, también reservan esta impresionante casona con 12 suites diseñadas por el mismo arquitecto que firmó el proyecto de la archiconocida excasa de Bertín Osborne (que enseñó durante las primeras temporadas de su programa de entrevistas), Otto Medem.

Downton Abbey y la foto del emérito en el salón

Todo este despliegue no sería lo mismo sin una atención al nivel de las circunstancias. Por ello, toda la experiencia va acompañada de un servicio personal de excepción al más puro estilo Downton Abbey a la altura del tratamiento que normalmente reciben en palacio algunos de los royals más mediáticos del panorama mundial. No es de extrañar, por tanto, que don Juan Carlos, Carolina de Mónaco o la mismísima jequesa de Qatar se hayan dado cita con amigos y colegas de cacería en esta finca de la que ya disfrutaba Franco en su época.

De hecho, en una de las fotos que decora el impresionante salón destaca la presencia de un emérito rejuvenecido, vestido con ropa de caza y tomada durante una de las monterías que allí se organizan durante los 100 días que dura la temporada.

Sin embargo, no todo es cinegética en esta finca. Las posibilidades que ofrece son interminables: desde partidos de tenis hasta paseos a caballo. Ofrece recorridos en globo, paseos en quad por la finca en compañía de sus guardas y hasta servicio personalizado a pie de pista (de aterrizaje) para los huéspedes y sus mascotas. Cuentan que en una ocasión uno de los mayordomos tuvo que ir a recoger a un perro de un cliente al avión privado y llevarle en una campana de plata un solomillo al punto con arroz y un plato de jamón recién cortado. La mascota, por supuesto, llevaba un collar de diamantes.

Una facturación millonaria

Al año aterrizan en esa pista alrededor de 100 vuelos privados. A 60.000 euros la noche, si se quedaran tan solo una noche la finca facturaría al año al menos 6.000.000 de euros. Y estos no son sus únicos ingresos. Sus características han permitido a sus dueños, Javier Medem (50 años) y su mujer, Almudena del Moral (43 años), iniciarse también en el mundo de las convenciones y los eventos.

Muchas marcas utilizan sus instalaciones durante al menos una semana para presentar algunos de sus productos. La última: Peugeot, que mostró durante siete días a los medios su nueva gama de SUV y que sin duda dio el relevo a otros exclusivos huéspedes, ya que en pocos días comienza la esperada caza de perdices, una de sus especialidades.
 
Fuente: VANITIS El Confidencial

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.