Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Inform. General

CORDOBA

La credencial que habilita el uso de armas, 337% más cara

Debe renovarse cada cinco años. Costaba $ 800 y en agosto subió a $ 3.500. Anmac sostiene que se hacen más controles. Quienes fabrican y venden armas consideran que los mayores costos alientan la tenencia ilegal.

23.10.2017

A mediados de agosto, empezó a regir un nuevo sistema para obtener el carné de legítimo usuario de armas, criticado duramente por la Asociación de Industriales y Comerciantes de Artículos de Caza y Pesca (Aicacyp), ya que desde entonces habría disminuido el registro de armas legales.

Mediante una licitación que fue denunciada por sospechas de direccionamiento, Dienst Consulting quedó como la única encargada de otorgar los aptos psicofísicos para quienes quieran acceder o renovar la credencial.

A partir de la implementación del nuevo examen, el costo de obtener o renovar un carné se elevó hasta los 3.500 pesos, cuando antes era de 800 pesos. La suba fue del 337,5 por ciento.Si se tiene en cuenta que hay cerca de un millón de usuarios que tienen que renovar el carné cada cinco años, sería una caja anual aproximada de 700 millones de pesos, ya que cada cinco años se recaudarán 3.500 millones de pesos en concepto de renovación.Según el organismo, el cambio de sistema se realizó “al detectar una enorme cantidad de irregularidades que incluyeron denuncias penales y certificados apócrifos; y en función también de la falta de control efectivo sobre los criterios médicos y científicos aplicados para otorgar el apto psicofísico para acceder a la condición de Legítimo Usuario de Armas de Fuego”.

Según la versión oficial, dichos motivos generaron un sistema único de evaluación, con testsespecíficos tanto para la tenencia como para el permiso de portación de armas de fuego, que incluyen identificación biométrica del postulante, resguardo de la información durante todo el período de vigencia y la creación de un registro de inaptitud, con inhabilitación para volver a realizar el examen por un plazo de seis meses a quienes no lo hayan superado.

En la provincia de Córdoba, sólo se puede hacer el examen en la Clínica de la Familia y en Lavoris. Por lo que desde toda la provincia deben dirigirse hasta la Capital para realizar el control médico.

El costo del examen, más ciertas complicaciones, son descriptas por Aicacyp como “un impedimento para que los usuarios se vuelquen a la legalidad”.

“Si el solicitante carece de e-mail, no puede acceder a realizarse el análisis psicofísico y, por lo tanto, a su credencial de Legítimo Usuario”, expresó la Cámara en un comunicado, y agregó que los 3.500 pesos que cuesta la obtención del carné sólo pueden depositarse personalmente en una sucursal del banco ICBC, “empujando a ciudadanos de bien, que pretenden mantenerse dentro de la ley, fuera del sistema registral”.

Pese a las quejas –justificadas en la mayoría de los casos–, hay consenso respecto de que era necesario mejorar controles para otorgar permisos de tenencia de armas, ya que antes sólo se necesitaba el apto brindado por cualquier médico.

En un contexto global en el que tiradores legales cometen masacres que conmueven al mundo, la rigurosidad en este tipo de exámenes no parece ilógica.

No sólo en Estados Unidos se pueden conocer esas historias. El plan de desarme que hoy lleva a cabo la Anmac surgió por la insistencia de Adrián Marcenac, quien perdió a su hijo en 2006 luego de que fue atacado por Marcelo Ríos, “el tirador de Belgrano”.

Ríos había recibido un año antes del crimen la renovación de su credencial con certificado de un médico traumatólogo. Cinco años antes, había presentado ante el Registro Nacional de Armas (Renar) un informe en el que se recomendaba otro test psicológico que nunca se realizó, e igualmente adquirió su permiso. Luego, se supo que padecía esquizofrenia.

Más cercano en el tiempo está el caso de Alejandro Radetic, quien tomó notoriedad por correr picadas a 240 kilómetros y aparecer en imágenes con enormes armas que estaban registradas en su expediente de legítimo usuario.

Estaba habilitado legalmente para tener ese armamento. El tema polémico fue su apto psicológico: se comprobó que había sido otorgado por un deportólogo.
 
Fuente: La Voz

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.