Viernes, 19 de Octubre de 2018

Caza

LA PAMPA

Condenan a un policía por una emboscada mortal a cazadores furtivos

El hecho ocurrió en julio del año pasado en un camino vecinal cercano a Lonquimay.
Un policía fue condenado a doce años de prisión por haber matado de dos balazos a un cazador furtivo en julio del año pasado en la provincia de La Pampa.

11.12.2017

Ver mas imágenes
El tribunal de la ciudad de Santa Rosa, conformado por los jueces Daniel Sáez Zamora, Alejandra Ongaro y Carlos Chapalcaz, condenó a Fernando Martín Safenreider (25) por el delito de "homicidio simple, agravado por el uso de arma de fuego en concurso ideal con lesiones leves".

El hecho ocurrió el 24 de julio de 2016 por la noche, cuando el policía mató de dos balazos a Héctor Santiago Garialdi (40) en un cruce de los caminos Cementerio y La Armonía, perpendicular a la ruta nacional 5, entre las localidades de La Gloria y Lonquimay.

En la sentencia, los magistrados desestimaron el pedido de la fiscal Cecilia Martiní y de la querella para que Safenreider sea condenado a prisión perpetua por el delito de "homicidio agravado".

Por su parte, el abogado defensor José Mario Aguerridon reclamó la absolución, argumentando que el hecho se registró "en legítima defensa".

En tanto, la familia de Garialdi confirmó que apelará la sentencia, que deberá revisar el Tribunal de Impugnación Penal pampeano.

Rosa, madre de la víctima, sostuvo acerca de la pena que "doce años no es nada, le dieron esa condena porque es un milico, nada más".

"Le deseo a Safenreider que mientras duerma vea la cara de mi hijo. Son todos unos desgraciados", agregó tras conocer la decisión del tribunal, cuya lectura se realizó hoy en una audiencia realizada en la Ciudad Judicial de Santa Rosa.

El hecho comenzó cuando el móvil de la comisaría de Lonquimay, conducido por Safenreider, junto a Norberto Daniel García, se estacionó en el cruce tras recibir una comunicación sobre la presencia de cazadores en la zona.

Según manifestó el tribunal, el condenado se ubicó delante del móvil y García al lado de la puerta del conductor, hasta que pasó una camioneta Ford F-100 preparada para realizar tareas de caza.

En la camioneta viajaban Garialdi, que tenía la función de iluminador e iba en la caja trasera, junto a otras tres personas que cazaban ilegalmente liebres europeas.

De acuerdo al fallo, la camioneta al pasar por el cruce realizó una maniobra de esquive e impactó su rueda delantera derecha contra una cadena de acero con pedazos de hierros soldados, lo que provocó que pinchara el neumático y lo despidiera.

Por el corto lapso en el que se desarrolló el suceso, Garialdi "iba mirando e iluminando en dirección hacia el móvil policial, apuntándolo con el reflector", lo que generó que Safenreider comenzara a dispararle.

Según la sentencia, el policía efectuó ocho disparos, de los cuales los dos primeros impactaron en la víctima, uno a la altura de la cabeza que le provocó heridas que causaron su muerte, y el otro que rozó su antebrazo derecho.

En tanto, un tercer disparo impactó sobre la puerta izquierda de la camioneta, la atravesó y terminó hiriendo en el glúteo izquierdo al conductor.

Fuente: Clarin

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.