Lunes, 18 de Junio de 2018

Inform. General

Agencia OPI Santa Cruz

Natalia Gámbaro a un paso de dejar la ANMAC con un escándalo que llega hasta el diputado Nicolás Massot

Alguien dijo alguna vez que los hombres somos libres de hacer lo que nos plazca, lo que no podemos evitar son las consecuencias. En razón de ello, el actual gobierno nacional, en alguna áreas, ha dejado hacer con demasiada autonomía y fundada confianza en sus funcionarios (ejemplo de ello es la economía nacional) y hoy debe afrontar las consecuencias.

02.06.2018

Todo este preludio sirve para graficar lo que viene sucediendo en la ANMAC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) ex RENAR, organismo de control de armas civiles que está atravesada por la corrupción, las sospechas de actos ilícitos, manejos turbios y negociados, nada menos que con un área super sensible, no solo para el gobierno nacional, sino para la seguridad pública en general.

Durante mucho tiempo hemos escrito en relación a la inseguridad, la ley de armas y el desequilibrado y mal implementado sistema de “desarme social”, todos lemas discursivos y de campaña, que en la práctica no dejaron absolutamente nada bueno y por el contrario, han servido para enmascarar fraudes y complicidades con la corrupción gubernamental en épocas del kirchnerismo y servido de aguantadero a bandas que disponían, impunemente, del control de armas, pólvoras y explosivos de manera arbitraria e indiscriminada.

Ahora el gobierno de Cambiemos está llegando a un nuevo cuello de botella con la Dirección de la ANMAC, esta vez por el estallido de un escándalo que involucra a su actual Directora, la Dra Natalia Gámbaro, una empresa de dudosa procedencia, llamada Dienst Consulting SA, que gerenciaba los controles psicofísicos de los Legítimos Usuarios (LU) y un entrelazamiento de relaciones políticas que llega, de acuerdo a fuentes periodísticas de Buenos Aires, hasta el actual diputado de Cambiemos Nicolás Massot, de alguna manera relacionado indirectamente con toda esta oscura y ambigua cuestión que sintéticamente, vamos a relatar.

Dienst Consulting SA, por decisión de Gámbaro, tenía el manejo de un millonario negocio para el control de aptitud psico-física de cualquier usuario de armas en todo el país, además de hacer, controlar y extender las licencias médicas a docentes y la de los auxiliares en la provincia de Buenos Aires. Por este motivo fue denunciada la Dra Gámbaro, en virtud de la Resolución 0015/17 mediante la cual adjudicó a la citada empresa el negocio de acordar las acreditaciones del apto fisico para tenencia y portación de armas de fuego, causa que sigue el Dr Bonadío y tiene en la mira a la ANMAC por cuanto, el trámite que costaba $ 800,00 pasó a costar $ 3.500,00. Multiplicado por los cientos de miles que renuevan CLU y/o lo obtienen por primera vez, es una cifra realmente super-millonaria. Por esto Gambaro fue imputada por los presuntos delitos de violación de los deberes de funcionario público y administración fraudulenta.

Ahora el sitio digital “Real Politik” afirma que la abogada habría renunciado a su cargo y anunció que el director nacional de Registro y Delegaciones de la ANMAC, José Capdevilla, le pidió públicamente a Gámbaro que permita el estudio de la resolución del nuevo régimen de los exámenes psicofísicos, de la empresa Full Metal, suspendida del registro por graves irregularidades y de la inspección a la firma Coto, donde se encontró un arsenal sin registro ni documentación. Nada de esto fue permitido por la directora.

Dienst Consulting SA – de acuerdo a los datos del diario digital – aparece con trece cheques rechazados en las seis cuentas bancarias que posee, y con su titular Guillermo Martín caratulado por ARBA como “Contribuyente con deuda. Categoría 3”, difícilmente hubiese sido el adjudicatario adecuado para administrar tanto dinero de las arcas públicas en un proceso regular.

La web de Real Politik dá por renunciada a Gámbaro “luego de un vendaval de denuncias por corrupción y una serie de allanamientos dispuestos por los jueces federales Sebastián Ramos y Claudio Bonadío”, señala el informe y agrega “La ahora ex funcionaria está fuertemente vinculada al oscuro dirigente futbolístico Daniel Angelici y se la asoció al allanamiento de un depósito del empresario Alfredo Coto, en el que se encontró un arsenal. El mismo ocurrió horas después de que la directora de la ANMAC ordenase suspender una inspección en los mismos predios”.

Finalmente, expresa el medio, José Capdevilla le pidió: “No le mientan más a la población y al ministro de Justicia con la destrucción de armas como si éstas estuviesen sacadas del delito, cuando en su gran mayoría simplemente son armas desafectadas de las fuerzas de seguridad y el servicio penitenciario”.

La empresa investigada (Dienst Consulting SA) pertenece a la sociedad entre Guillermo Martín y Gustavo Elías, éste último fuertemente vinculado a Hugo Moyano, hoy por hoy, el dirigente político de mayor imagen negativa del país.

Entre Elías y Martín adquirieron, además, el multimedios de Bahía Blanca La Nueva Provincia, propiedad de la familia Massot. Por ello pagaron 7 millones de dólares a la familia del jefe de bloque de diputados de Cambiemos, Nicolás Massot.

La información aportada por el sitio bonaerense, presume una conexión de negocios entre la directora de la ANMAC, la empresa Dienst Consulting SA y los Massot; sin embargo OPI Santa Cruz habló hoy con la Secretaria personal de la Dra Natalia Gámbaro, para obtener una entrevista con la funcionaria a fin de ratificar y/o rectificar la información aparecida, pero muy amablemente la secretaria nos dijo que la Dra Gámbaro no iba a hacer declaraciones y cuando le preguntamos si había renunciado nos dijo que en este momento se encontraba dentro de su oficina, como lo estuvo toda la semana, trabajando cada uno de los días desde que asumió la función. Tampoco negó ni afirmó nada de lo que le preguntamos. 
 
Fuente: Agencia OPI Santa Cruz

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.