Martes, 13 de Noviembre de 2018

Inform. General

Coto es el principal auspiciante de los grandes medios

El periodista Diego Genoud diálogó con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 y se refirió a los saqueos, las armas y la relación de Alfredo Coto con el Estado, las fuerzas de seguridad y los medios hegemónicos.

18.09.2018

- Revisamos nuevamente los datos y el hilo conductor de una nota que escribiste el año pasado y nos encontramos con cosas que nos siguen pareciendo curiosas teniendo en cuenta todo el tiempo que pasó. Por ejemplo el arsenal que tenía Coto en el sede principal, en el centro de distribución internacional en pleno centro de La Paternal.

– Se encontró el arsenal hace casi dos años pero tardó bastante la investigación en llegar a tener mayor difusión. Por un lado porque había una relación bastante cercana de Coto con el gobierno de Cambiemos, que yo diría que es una relación de Coto con el Estado desde hace mucho tiempo, con los distintos gobiernos. Es interesante como se conoció este arsenal que incluía desde una ametralladora Uzi, hasta granadas, escudos de la Policía Federal, chalecos antibalas, escopetas. Un arsenal desmesurado que se conoció a través de un anónimo.

No fue una denuncia de los inspectores del ANMaC, ex Renar. Al contrario, el jefe de inspectores del ANMaC, cuando se enteró de esto se enojó porque habían visto de más los inspectores que se habían acercado hasta el supermercado. Es sorprendente ese arsenal que es ilegal, en manos de cualquier empresario privado. Son armas que pueden servir para reprimir una manifestación o reprimir cualquier tipo de ataque, nunca pueden estar en manos de un empresario privado y en este momento está Coto y su hijo Germán que es el heredero del imperio, imputados en esta causa.

Es muy difícil encontrar información en los diarios de esta causa porque Coto es el principal auspiciante de los grandes medios, de los diarios, televisión y en algunos sitios web más destacados.

- Justamente a la hora de buscar, salvo alguna nota de La Nación, el resto de las que toman el tema son de medios independientes. El blog de Gustavo Rivas dice que cuando el ex presidente Carlos Menem “anticipaba el saqueo a los supermercados, cosa que ‘de manera increíble’ sucedió, en una oportunidad en que parecía que le tocaba a un supermercado Coto, el mismo Alfredo Coto instó a sus empleados a armarse con cuchillos del área de menaje para defender el local a como diera lugar. Por supuesto no se prestaron a eso, pero de todas maneras, no lo saquearon”.

– Coto es uno de los empresarios que quedó traumado con el 2001. Llamó en su momento a Ramón Mestre que era el ministro del Interior de Fernando de la Rua para pedirle protección y habló unos meses después de 2001 cuando se le consultó por este tema y dijo que había sido una crisis mayor que la de la hiper inflación. Lo había vivido con un nivel de nerviosismo mayor. A partir de ahí Coto decide armarse, prescindir del Estado pero al mismo tiempo asociado al Estado.

¿Cómo tienen ese arsenal de guerra? ¿Cómo llegan a Coto armas que pertenecen a las fuerzas de seguridad en muchos casos importadas? Hay toda una trama muy oscura en la cual Coto por un lado se sirve del Estado porque no hay otra posibilidad de que acceda a esas armas si no es comprando en el mercado negro o con un tipo de acuerdo con la Policía Federal o con la Prefectura. Es todo un proceso donde se nutre de la fuerza de seguridad de manera ilegal y por otro lado hace de cuenta que el Estado no existe, decide él tomar justicia por mano propia, blindarse ante posibles saqueos.

A partir de 2001, esto lo admiten ante la justicia empleados de Coto, en la causa que tiene Paloma Ochoa y ante el juez Sebastián Ramos. Ellos admiten que esto era para reprimir eventuales saqueos. No se trataba de armamentos que había quedado olvidado como dice Coto o un exceso de confianza de la fuerza de seguridad. Incluso hasta la policía lo desmiente a Coto diciendo que en ningún momento habían hecho un despliegue en la zona del supermercado.

- Alfredo Coto tenía autorización para tener armas pero no de la magnitud de las que fueron encontradas. Además que tenía una licencia vencida desde 2014.

– Si, el allanamiento fue en 2016. Es cierto que Coto tiene su propia empresa de seguridad por eso tiene un permiso de usuario colectivo y tienen permiso de portación él y su hijo. Pero no para portar cualquier tipo de arma. Creo que en la televisión nunca se mostraron las fotos de los escudos, las granadas, de los chalecos, de la Uzi con silenciador, realmente es impactante y nunca podría tener un usuario común de armas todo ese arsenal.

Por eso por un lado está para investigar cómo llega todo ese armamento a Coto y por otro lado qué hicieron las autoridades cuando se conoció este hallazgo. La titular de la ANMaC, en ese momento Natalia Gambaro, ahora el gobierno de Macri la sacó. Hay ocultamiento y encubrimiento agravado, el delito va de 3 a 6 años de prisión por no haber denunciado ese hallazgo. Se conoció la historia a través de un anónimo que tenía mucha precisión. Algunos piensan que llegó de los propios inspectores que había ido y que cuando presentaron la denuncia formal en el ANMaC y vieron que los retaron en lugar de felicitarlos decidieron hacer circular la información de otra manera. Así llega a la justicia, al fiscal Jorge Di Lello, al fiscal Franco Picardi que hicieron un trabajo contra la corriente, contra un empresario muy poderoso que además sabe que no va a tener difusión este caso.

Todos los días vemos noticias de empresarios vinculados a la corrupción, este es el mayor supermecadista de la Argentina, que tenía un arsenal en su centro de distribución más importante y es un tema que pasa inadvertido. Está oculto por lo medios de comunicación por el gran peso que tiene Coto como auspiciante con sus ofertas.

- ¿Cuál sería el interés de fondo? ¿Perder góndolas de productos?

– Es una conducta temeraria. Por un lado que cuando hay hambre y desesperación haya una reacción muy fuerte de los que viven al límite de la pobreza, que se puedan reeditar imágenes de gente que de manera espontánea va a sacar los supermercados, ese es el trauma. De hecho si ves hoy muchas negociaciones entre movimientos sociales y el Ministerio de Desarrollo Social. El pedido del gobierno nacional es que hagan cualquier cosa menos ir a la puerta de los supermercados. Ya la sola convocatoria de una organización aunque sea de manera pacífica a la puerta de un supermercado, esa sola imagen activa el peor recuerdo del desborde, la pobreza, la desesperación y eso es lo que no quiere por un lado el gobierno y por otro lado los empresarios como Coto. Uno dice mejor que no suceda esa escena porque están dispuestos a todo para defender su propiedad, si se arman de esta manera.

Creo que hay preocupación tanto en Coto como en sus abogados para impedir que finalmente el juez federal Sebastián Ramos decida condenarlo. Hay que ver si le correspondería ir a la cárcel. Si fuera un ciudadano común probablemente si. Entre los cargos están acopio y tenencia de armas de fuego, armas de lanzamiento, granadas, municiones. Y además la presunta adquisición espuria. Coto presentó varios descargos ante la justicia. Está imputado y en algún momento se va a conocer alguna decisión sobre su situación. Llegó demasiado lejos Coto y el caso. Yo creo que él pensó que nunca le iba a pasar nada por eso la impunidad de tener las armas en un depósito.

Hay que recordar que hubo dos inspecciones previas en 2013 y 2015 y siempre había un empleado de seguridad que se día, cuando se encuentra el armamento, había faltado. Este empleado Pablo Félix Navarro desviaba a los inspectores y lograba eludir el recorrido hacia este cuarto donde estaba el armamento. Después de eso el jefe de inspectores de la ANMaC se enojó con sus subordinados, eso también consta en la causa judicial. El jefe de inspectores Kotelchuk de alguna manera regañó a los inspectores, o sea que había un acuerdo para que ese arsenal estuviera ahí y no trascendiera.

- En el marco de crisis y el blindaje que le están brindando, puede que este antecedente de Coto se replique en otros supermercados.

– Puede ser, no tenemos pruebas pero no habría que descartarlo. Si lo pudo hacer Coto quizás lo pueda hacer algún supermercado de capitales transnacionales que puede llegar a tener más poder o más capacidad para operar con contactos fuera del país. La ametralladora Uzi viene de Israel, puede tirar 1400 o 1800 disparos. Al haberle hecho algunas reformas era una ametralladora que podía disparar una ráfaga. En el caso de Coto estaba como endemoniada el arma según lo que explican los especialistas. Puede disparar tiro a tiro pero cuando vos la limas te permite disparar una ráfaga.
 
Fuente: NOTA periodismo popular

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.