Lunes, 27 de Enero de 2020

Inform. General

Por prontuario no podía tener CLU

"Guille" Cantero había comprado un fusil de caza mayor como usuario legítimo de armas

Máximo Ariel Cantero, alias "Guille", uno de los presuntos cabecillas de la banda conocida como "Los Monos", que la justicia de Rosario investiga por sus vínculos con el narcotráfico y con varios crímenes violentos ocurridos en los últimos años. Cercado por la policía, el 21 de junio pasado se entregó. Ahora surge que en marzo pasado había comprado un arma. Se encontró una factura de una armería y una tarjeta del Renar a su nombre. Por tener prontuario no podría ser usuario. El arma es nueva y su valor asciendería a 7.300. pesos.

10.08.2013

Máximo Ariel Cantero "Guille"
Máximo "Guille" Cantero, actualmente preso como jefe u organizador de una asociación ilícita, compró en marzo pasado un fusil de grueso calibre y precisión extraordinaria, utilizado para caza mayor, en una armería de una localidad que limita con Rosario. Así lo establecieron los investigadores de las redes criminales implicadas en hechos de violencia ligados al narcotráfico.

Lo relevante del hecho es que Cantero adquirió el fusil en forma personal en un comercio autorizado exhibiendo una credencial expedida por el Registro Nacional de Armas (Renar), siendo que este organismo negó, al responder un oficio judicial, haber concedido tal licencia. Eso además habría sido algo irregular, dado que el Renar no autoriza tener o portar armas a una persona que, como "Guille" Cantero, ostenta antecedentes penales.

Nueva. Entre la documentación girada al juzgado a cargo de Juan Carlos Vienna, según fuentes de la causa, se acumuló la semana pasada una factura confeccionada por una armería a favor de Guille Cantero por la compra de un rifle Marlin calibre 30-06 con mira, un arma larga no muy pesada y de gran precisión, usada para disparar a distancia y capaz de abatir animales de máximo porte, como un elefante. El arma es nueva y el precio que consta en la factura es 7.300 pesos. No fue encontrado el fusil pero según fuentes del caso sí la caja y su documentación.

Efectivos de la División Judicial de la Unidad Regional II habían secuestrado en uno de los allanamientos a viviendas de la familia Cantero, en la calle Caña de Ambar al 1800, una CLU (credencial de legítimo usuario de armas de fuego) expedida por el Renar a nombre de "Guille". Esta dependencia del Ministerio de Justicia de la Nación exige para librar la CLU cumplir con requisitos de tres tipos: informar domicilio legal, acreditar medios de vida lícitos e inexistencia de antecedentes penales.

Máximo Ariel "Guille" Cantero tenía esa credencial (que no aparenta ser apócrifa aunque tal cosa debe establecerse) pero el Renar ya respondió que nunca se la dio. De todos los implicados del grupo de los Cantero al único que el organismo registra como tenedor legítimo de arma es Ramón Machuca, alias "Monchi Cantero". Este es un hermano de crianza de Guille que tiene pedido de captura acusado de ser otro de los jefes de la red ilícita: le atribuyen ordenar asesinatos, manejar los contactos con empleados policiales que proporcionaban protección a la banda y a los distintos inversores que lavan dinero procedente de la droga.

Balística. Uno de los capítulos de la investigación que conduce el juez Vienna se refiere al acopio de armas de las bandas investigadas. Respecto del lote de armas, información recibida por los investigadores policiales da cuenta del modo en cómo los Cantero se habrían provisto de un parque de armas de calibre 9 milímetros. Fue a partir del robo en Córdoba al utilitario de una armería que trasladaba un lote de pistolas Glock de ese calibre que frente a la oferta de un contacto el entorno de Los Monos habría adquirido.

Desde que se iniciaron las actuaciones en el marco del crimen de Martín "Fantasma" Paz fueron secuestradas dos decenas de armas. Esas piezas son importantes porque surgen como material de prueba para una fluctuante cantidad de homicidios atribuidos a las bandas. En el Ministerio de Seguridad realizan gestiones para la compra de un aparato de análisis balístico. Se lo llama microcomparador: es un equipo dotado de una lente poderosa que detecta las marcas microscópicas que produce el arma al ser disparada la bala.

Como cada arma provoca una estría única en la bala, al estilo de una huella digital, en posesión del arma y el plomo es posible determinar la pieza usada en un disparo. Por consiguiente las armas incautadas en dos meses de allanamiento son estimadas por fuentes judiciales como de gran valor. En los 15 juzgados de instrucción hay homicidios sin autor identificado pero con elementos de prueba colectados. Algunos son las balas recogidas en la escena de los hechos o recuperadas por las autopsias de los cuerpos de las víctimas. Ahora todas esos proyectiles u ojivas podrán cotejarse con las armas recobradas. En los casos en que el cotejo sea positivo, ese resultado comprometerá a aquel en cuyo poder o domicilio se haya encontrado el arma, que será pasible del cargo de autoría de homicidio.

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.