Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Caza

La «Reina del marfil» condenada a 15 años de cárcel en Tanzania

Yang Fenglan fue declarada culpable de liderar una de las mayores redes de contrabando de colmillos de elefante en África

19.06.2019

La ciudadana china Yang Fenglan, de 69 años, fue declarada culpable de liderar una de las mayores redes de contrabando de marfil en África con destino al continente asiático. Apodada como «Reina del marfil», la contrabandista ha sido condenada a 15 años de prisión en Tanzania por traficar 860 colmillos de elefante entre 2000 y 2014, que en el mercado negro alcanzarían un valor de cerca de 2,5 millones de dólares (unos 2,2 millones de euros).

Junto a Yang también fueron declarados culpables dos hombres tanzanos por su papel en la trama de comercio ilegal. El Tribunal Superior de Tanzania ordenó a los 3 a pagar una multa conjunta de 13 millones de dólares (11,5 millones de euros), aproximadamente el doble del valor de mercado del marfil del que se beneficiaron. De no pagar esta suma de dinero se enfrentan a otros dos años en la cárcel. Los abogados de los condenados anunciaron que apelarían la sentencia, considerada ejemplar y uno de los fallos más duros emitidos contra el comercio ilegal de marfil. Fenglan, que niega todos los cargos en su contra, fue detenida junto a varios socios y proveedores en octubre de 2015 en Dar-es Salam.

La sentencia representa un éxito importante en esta nación, al que muchos consideran como la zona cero de la caza furtiva de elefantes en África. A pesar de que en un primer momento se habló de una condena de más de 30 años, los grupos de conservación también aplauden el fallo del tribunal.

¿Quién es la «Reina del Marfil»?

Originaria de Pekín, llegó a Tanzania en la década de los 70 como traductora de suajili-chino, cuando su país de origen comenzó a construir un ferrocarril entre dicho país, situado en la costa este de África Central, y Zambia. De hecho, Yang fue una de las primeras estudiantes chinas que se graduaron en este idioma africano. Cuando se terminó el proyecto ferroviario (1975), la jefa de la trama de contrabando regresó a su país para trabajar en el departamento de comercio exterior del gobierno, según recoge el diario China Daily. En 1998, volvería a Tanzania para abrir dos negocios: un restaurante chino y una empresa de inversiones, Beijing Great Wall Investment. Los medios locales recogen que usaba su restaurante como tapadera y que llegó a enterrar colmillos de cientos de elefantes en los jardines de sus dos residencias; la acusan también de financiar a cazadores furtivos para que operasen en áreas protegidas y de ser una figura clave entre los cazadores furtivos de África oriental y los compradores en China durante más de una década.

La describen como una mujer de negocios extremadamente rica con muchas posesiones y buenas conexiones. En 2012 llegó a ocupar el cargo de secretaria general del Consejo Empresarial China-África de Tanzania.

Caza furtiva

Los cazadores y traficantes de marfil son una seria amenaza para la población de elefantes en África central y oriental. Tanzania perdió más del 60% de sus elefantes entre 2009 y 2014. Los grupos defensores de los animales calculan que los cazadores furtivos matan unos 30.000 elefantes africanos cada año para hacerse con sus colmillos. La población de estos animales habría disminuido en 110.000 en la última década, dejando solamente 415.000 ejemplares en este continente, según datos de 2015 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

China es uno de los grandes consumidores de marfil de todo el mundo, el cual se usa en la medicina tradicional y para la manufactura de amuletos. Muchos activistas señalan directamente al gobierno chino como responsable de la demanda de colmillos a pesar de que la administración está haciendo progresos para reducir el comercio. En 2018, China prohibió todo el comercio de marfil y productos de marfil en el gigante asiático.
 
Fuente: ABC

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.