Martes, 20 de Abril de 2021

Armas

Subfusil FM FMK-3/4/5 DEL 9×19mm; La tartamuda que nos salvo la vida a mas de uno

LA TARTAMUDA QUE NOS SALVÓ LA VIDA A MAS DE UNO PERO QUE HOY LAS AUTORIDADES POLÍTICAS INEXPLICABLE E INFAMEMENTE PROHÍBEN PARA USO POLICIAL ORDINARIO, Y QUE GRACIAS A LOS POLÍTICOS ARGENTINOS PASÓ A SER DE EXCLUSIVO, INCONTROLADO Y DEVASTADOR USO DELICTIVO

08.01.2021

Ver mas imágenes
Después de la Segunda Guerra Mundial, la empresa estatal Fabricaciones Militares, por intermedio de la FMAP-DM (Fábrica Militar de Armas Portátiles - Domingo Matheu), ubicada en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe (380 kms. al noroeste de Buenos Aires), realizó la producción de una pistola .45ACP, básicamente derivada de la Colt M1911A1, en aproximadamente 70.000 ejemplares, y la carabina de caballería Mauser Argentino 1909 de 7.65×53mm en 20.000 ejemplares para uso del Ejército Argentino y Armada Argentina, además de varios cuerpos policiales, usando principalmente máquinas y herramientas adquiridas a la firma alemana Fritz Werner.
Ya en los años 40s, la fábrica Metalúrgica Centro, aprovechando que se había vuelto imposible la adquisición procedente del extranjero de este tipo de armas por los conflictos europeos, produjo bajo la marca Halcón el modelo MP (Modelo Pesado). Se trataba de un arma de manufactura y calidad superlativa, semejante a un MP-18 o un Thompson M1921, ambas armas estaban calibradas para disparar cartuchos del 9×19mm y del .45 ACP respectivamente. Más adelante, en los años 60s, sus elevados costes de producción facilitaron el nacimiento del modelo ML (Modelo Liviano), más económico pero con la seguridad y calidad del modelo anterior, siendo el ML-63 sin lugar a dudas el mejor de la empresa, y con detalles derivados del famoso Schmeisser MP-40 alemán, robustísimos e increíblemente aún operativos (el preferido del autor de esta nota, con el que salvé la vida en un brutal enfrentamiento en gran inferioridad de condiciones hace ya casi 30 años). Otras armas pioneras de esta categoría de subfusiles, como por ejemplo los formidables MEMS, del que el M-67 fue muy conocido y práctico, y de gran empleo en los 60s y 70s; y los producidas por HAFDASA (Hispano Argentina Fábrica de Automotores SA), la de las pistolas Ballester-Rigaud, luego Ballester-Molina a la cabeza, quedaron para siempre en la historia argentina en lo que se refiere a subfusiles (llamados pistolas ametralladoras o subametraladoras).
En los años 50s, la FMAP-DM (Fabrica Militar de Armas Portátiles "Domingo Matheu"), perteneciente a la DGFM (Dirección General de Fabricaciones Militares), adquirió los derechos de producción de un subfusil extranjero, en concreto una copia del M-3A1 estadounidense, más conocido como “Grease Gun". Esta versión argentina disparaba el cartucho a bala de 9×19mm, a diferencia del .45 ACP del modelo original, y se fabricó bajo la supervisión directa de tres diseñadores italianos de la tradicional ciudad de armeros italiana, Brescia, Bergonzi, Ruggieri y Sustercic. La DGFM lanzó dos versiones denominadas PAM-1 y PAM-2, con y sin seguro de empuñadura respectivamente, y fabricó aproximadamente 50.000 ejemplares de ambos modelos 9×19mm. Posteriormente, esta misma empresa decidió encarar a principios de los 70s el proyecto de crear un arma diferente a lo clásico, usando el sistema de cierre envolvente de maza adelantada sobre el cañón y un original cargador en la empuñadura. Este cargador que había sido diseñado por Jaroslav Holecek a mediados de 1946 reducía notablemente el tamaño del arma. Se popularizó gracias al CZ-23/25 checoslovaco, y posteriormente también fue adoptado por el subfusil judío UZI (arma estándar en la Policía de la Provincia de Buenos Aires durante largos años), los MAC de Ingram (ya pistola ametalladora, utilizadas por Policía Feferal Argentina durante la Guerra Antisubversiva), la PM-63 polaca, y el Z-84 de Star. Nacía así la PA-3DM (Pistola Ametralladora modelo 3 Domingo Matheu), conocida posteriormente como FMK-3.
A fines de la década del 60', el Departamento de Ingeniería de Producto de FMAP-DM comenzó a trabajar en varios proyectos de armas de 9×19mm destinados a seleccionar un diseño autóctono para la fabricación en serie. El modelo que finalmente se eligió fue la creación del diseñador Magin Almará, y fue inicialmente designado como PA-3DM, de Pistola Ametralladora modelo 3 "Domingo Matheu", que es el nombre de la fábrica. Las armas del lote de producción inicial del año 1971 de aproximadamente 4.500 unidades se conocieron como PA (0202) Modificación 1 FMK-4 (culata sólida de plástico) y Modificación 2 PA (003) FMK-3 (culata de varilla de acero retráctil), y se entregaron a partir de 1973/74, pero finalmente se definieron, respectivamente, sólo como FMK-4 y FMK-3.
La producción total en el período de los años 1971-1996 alcanzó la cifra de 50.000 ejemplares, y el arma se usó ampliamente con las Fuerzas Armadas y de Seguridad, además de algunas exportaciones. En 1982, se propuso un modelo rediseñado y con más estilo, que nunca se puso en producción. Una variante semiautomática, la FMK-5 (llamada "Carabina Semiautomática”), también se produjo y se vendió localmente de manera limitada para uso de seguridad privada, particulares, además de algunas exportaciones.
El FMK-4, equipado con culata rígida de plástico, es en realidad 10 mm más largo que el FMK-3 con el culata de varilla de acero extensible, pero los pesos son los mismos. La variante FMK-4, sin embargo, fue construida en mucho menor número.
Aparecida por primera vez en 1970 el diseño definitivo, sus pruebas finalizaron en 1971 y se autorizó su producción ese mismo año, siendo entregados los primeros ejemplares de serie a partir de 1974. De los 50.000 ejemplares producidos para Argentina unos 30.000 fueron a parar a las Fuerzas Armadas Argentinas, y el resto a Fuerzas de Seguridad, además de los exportados, e incluso algunos a empresas de Seguridad, u otros pocos se comercializaron en su versión civil de tiro semiautomático, cerrando la producción en el año 1996.
La primera vez que se mira el FMK 3 convencional de perno abierto y operación de retroceso se confirma de inmediato que el subfusil fue concebido teniendo en cuenta la producción en serie de bajo costo. En un acabado de esmalte negro, está fabricado en su mayoría con estampados de chapa, y la empuñadura frontal es el único componente de plástico que tiene el arma. El receptor inferior rectangular del cargador incluye una empuñadura de pistola integral de metal y se adapta a todos los conjuntos del mecanismo de disparo, incluida cola de disparador y selector de fuego, así como los tubos de guía externos para la culata de varilla de acero retráctil. El conjunto superior, un tubo cilíndrico, obviamente aloja los conjuntos de tornillo y perno, incorporando las unidades de mira en la parte superior. Los dos conjuntos se mantienen unidos por dos pasadores de resorte que se retiran del arma lateralmente para desmontarlos en el terreno.
El sistema es de cerrojo envolvente en el FMK-3. El diseño de la mayor parte de los subfusiles contemporáneos, que presentan el cargador delante de la empuñadura, se basa en un cañón fijo que va sujeto al cajón de mecanismos y con un gran porcentaje del tubo fuera del propio cajón. Además, disponen de un cierre que se desplaza adelante y atrás gracias a la acción de un muelle. Las dimensiones de un arma de estas características, como por ejemplo los referidos Halcón MP, ML, o el venerable Thompson, estaban determinadas por el tamaño del cierre y la distancia de reculada contra el muelle recuperador. Por tal motivo, y para compactar el arma, el FMK-3 funciona a cierre abierto no calzado (blow-back), por simple masa de inercia, y un cerrojo denominado de masa adelantada (overhung-bolt). En este sistema, overhung-bolt, el muelle recuperador que cumple la función de muelle real está arrollado y es guiado sobre el cañón. De esta forma, el mismo muelle helicoidal permanece cautivo y retenido por una traba adecuada. Gracias a este sistema integral, cierre, cañón y resorte forman un grupo único cuando se desarma el arma, como si de la corredera de una pistola tradicional se tratase.
Se emplea un perno envolvente, de manera que alrededor de 180 mm del tubo cañón de 290 mm de largo (seis ranuras, giro RH, paso de 1: 250 mm) están encerrados dentro de él. Este tipo de cerrojo es algo más caro de fabricar, pero generalmente se logra hacer que el arma sea más estable al disparar, principalmente en modo automático (cadencia de tiro cíclico de 600-650 disparos por minuto) y reduce la longitud total del arma sin sacrificar las cualidades balísticas. Sin embargo, en este aspecto en particular, el FMK sigue siendo un arma comparativamente larga con sus 693 mm con el culata de varilla en la posición extendida (523 mm, completamente retraído). El peso del subfusil con un cargador de 25 a 40 cartuchos completamente cargado es de 3.9 a 4.3 kgs., mientras que su peso en vacío es de 3.4 kgs., respetable, ¡ya que es casi tanto como cualquier fusil de asalto ordinario! También está disponible un cargador de 25 disparos (en dotación de móvil se asigna con 2 cargadores de 40 disparos y 1 de 25, que este último es generalmente el que se utiliza colocado en el arma para hacer más práctico el transporte y manipulación dentro del vehículo, por su menor extensión), ambas versiones son del tipo de alimentación al tresbolillo (dos filas de municiones escalonada). En conjunto se consiguió un diseño corto y manejable para su transporte y almacenaje, al poseer una longitud de cañón (y por ende gran precisión balística) que con 290 mm es extremadamente largo para un arma de este tipo, comparado con un L2A3 Sterling 198 mm, el viejo MAT 49 de 228 mm, el Karl Gustav 45/B de 213 mm, el MP5A2 de 225 mm, el STAR Z-70B (al que reemplazó parcialmente en Uruguay y Perú) de 200 mm, el Beretta PM-12S de 200 mm, e incluso del mítico UZI que con igual diseño de encastre de cañón que el FMK, sólo tiene 260 mm de largo total.
El cargador para la empuñadura de metal estampada, que por necesidad se encuentra en un ángulo de 90° con respecto al eje longitudinal del arma, tiene un encastre automático por instinto de encuentro de mano y un engarce práctico en extremo sin posibilidad de colocarlo al revés (algo vital en la obscuridad o en los nervios de un enfrentamiento a la hora de cambiar cargador). Esta posición, sin embargo, deja algo que desear en el agarre ergonométrico y la denominada capacidad de puntería instintiva, sobre todo para quienes estábamos acostumbrados a el Halcón ML-63, con una empuñadura de pistolete sensiblememte lanzada que permitía un mejor agarre para el encare de disparo, pero por otro lado, a su vez al carecer de empuñadura portacargador delantero, el guardamano delantero de apoyo facilita la puntería y el tiro, sobre todo cuerpo a tierra o en posiciones comprometidas, que ayuda a mantenerse a cubierto (el engarce de cargador en el pistolete se absorbe con la misma ergonomía del cuerpo en la posición de tiro, cualquiera sea).
Aunque no hay forma de escapar de un agarre grosero para encarar el arma y acomodarse para el tiro, a algunos el FMK 3/4/5 les resulta particularmente incómodo, en especial para los efectivos de mano realmente pequeña, como las mujeres, que a su vez la palanca del seguro de empuñadura en la parte posterior del pistolete, puede que incomode aún más, aunque a ciencia cierta poseyendo una mano de talle medio a pequeño como quien la presente escribe, particularmente nunca me resultó lo suficientemente incómodo para su manipulación y tiro, e incluso otorga una sensación de agarre fuerte, firme, en todo su conjunto, y eso muy a pesar de la carencia de cacha de agarre, que por el tamaño del pistolete es imposible dotarlo de una. El seguro es fuerte pero sensible al punto que si no se presiona completamente hacia adentro con la palma de la mano del tirador (en un agarre poco natural al ser tan recta la empuñadora, tal vez el mayor defecto de este subfusil), el cerrojo permanecerá bloqueado en la posición cerrada o abierta, algo decididamente bueno para evitar descargas accidentales debidas a una mala manipulación o caídas del arma, pero fatal en un mal agarre en momentos de prontitud y hasta nervios en un inesperado enfrentamiento armado para quien no esté habituado, familiarizado instintivamente, con este particular tipo de arma.
Como veíamos, el cargador encaja en el pistolete, el agarre de metal estampado, casi por instinto y con una naturalidad, seguridad y precisión que resulta envidiable comparado con otras armas que alguna vez pueda cualquiera haber manipulado, que al estar por necesidad en un ángulo de 90° con respecto al eje longitudinal del arma y en el encuentro de mano con mano, la acción se realiza sin siquiera controlarla di visu. Sin embargo, esta posición tan recta sigue dejando algo que desear en el aspecto ergonométrico, al punto que puede llegar a afectar la denominada capacidad de puntería instintiva en quienes no están habituados al uso o manipuleo ordinario del arma, sobre todo, para quienes estaban habituados a emplear el ML-63, e incluso los viejos PAM, ya que a pesar de estos últimas poseer un pistolete relativamente recto, la empuñadura de agarre/caja de encastre delantera del cargador compensaba sobradamente el agarre.
El retén del cargador se encuentra convenientemente ubicado en el extremo posterior inferior de la empuñadura del arma, se presiona hacia adentro para liberar el mismo y permite una fácil operación con una sola mano. La palanca de carga tipo botón está situada en el lado izquierdo del receptor, justo encima del guardamanos de plástico, pero posicionado de tal modo que puede montarse con ambas manos, y no estorba cuando se dispara el arma. Una cubierta de ranura ayuda a mantener la suciedad lejos del interior del arma, como bien apreciaremos en una de las imágenes con cierre abierto. El selector de tiro, que es una palanca en el lado izquierdo del receptor inferior, a medio camino por encima y entre el "gatillo" y la empuñadura de pistola, es de fácil acceso con el pulgar derecho, aunque un tanto más incómodo para el índice izquierdo, o el pulgar de agarre, en el caso de tiradores zurdos, no por eso deja de ser accesible y de fácil selección, pero nuevamente hay que aclarar que, por lo menos quienes no están muy familiarizafos con el uso de esta arma y son tiradores izquierdos, les resultará incómodo el selector, y puede que hasta tengan que "hecharle un ojo" para verificar que está en la posiciòn deseada, cosa que a un diestro no le sucede; el selector tiene tres posiciones: arriba la "S" de Seguro; al centro la “R” Repetición, o tiro Semiautmático; y abajo la “A” de Automático. Aunque ciertamente fue diseñado para actuar con el pulgar de la mano derecha (disparo), quien la ha utilizado, incluso con manos grandes, y la experiencia de quien la presente escribe con esta sensacional arma, ha demostrado que esto no se logra de forma natural como resultado de la empuñadura gruesa y recta del pistolete. Sin embargo, resulta perfectamente bien moverlo hacia arriba y hacia abajo con el índice, o el pulgar de la mano izquierda (de apoyo).
Al ser comparativamente pesado (4.3 kgs. con un cargador completo de 40 disparos) y poseer una cadencia de tiro cíclica moderada en torno a 600-650 disparos por minuto, que es más que suficiente para uso táctico; quienes hemos disparado la Ingram MAC11 en .380. MAC10 en .45ACP nos resulta cadenciosa, pero comparada con un Serling L2A3 o una de los excelentes SAF chilenos (y MP-5 alemanas quienes tuvieron el gusto de hacerlo), tal capacidad de fuego es sobria, ¡y desde ya su estabilidad garantizada! En verdad el FMK es fácil de encarar y de disparar controladamente en modo totalmente automático, incluso desde la cadera, con culata retraída completa, y hasta extendida en misma posición, y con cargador extendido de 40 disparos, y que con una tasa cíclica moderada ya reseñada, el FMK tiene facilidad de fuego en automático con completo control y precisión de fusil, sin pérdida de precisión por sus características balísticas del cartucho de potencia media/baja. Hasta el tiro con una mano en modalidad pistola, a pesar del peso y tamaño que vuelven algo engorroso el encare, en realidad es estable, y muy preciso para cualquiera habituado a esa modalidad de tiro. Comparado con el UZI, en especial para el personal de Policía Bonaerense, puede que el FMK-3/4 les resulte un tanto engorroso e, increiblemte lento (el UZI puede dar 300 tiros más por minuto, y es también muy manipulable y estable en tiro por su tamaño), de ahí que a el FMK-3 les seguíamos llamando la "tartamuda", ¡aunque de hecho tartamudea a lo pavote!!!
El material de acero y fabricación estampada parece provenir directamente de una M3 'Grease Gun' de la Segunda Guerra Mundial, cuya ventaja es la facilidad de fabricación y el bajo costo. Aparte de eso, a pesar de ser el FMK-3/4 soberbiamente robusto y resistente, para algunos es bastante frágil, "lata" como los más escépticos (que rara vez la han uilizado con suficiente intensidad para comprobar su robusticidad) suelen referirse a él en forma despectiva, aunque para quienes estábamos acostumbrados al ML-63, y los más veteranos al PAM, resulta endeble, aunque en verdad es muy robusto y de soberbia resistencia; obviamente no haremos siquiera referencia a los sabelotodo o "expertos" de polígono, que generalmente no tienen ni la menor idea de lo que es un rudísimo uso diario durante años, con hasta cuatro pasamanos de mano diarios de una dotación a otra, y las infaltables e inevitables complicaciones tácticas de servicio, generalmente extremas, con lo cual sus exquisiteces de polígono como rieles piccatiny y estriados de empuñadura y miras luminiscentes, pavonado de colección, y agarre ergonómico a medida o ajustable a medida (algo imposible cuando pasa por cuatro pares de manos distintas en un día de servicio ordinario de los 70s, 80s o 90s, ¡antes del abuso de sobrecargo de horas de trabajo y sobreexigencia anímico/emocional de hoy!), no valen un reverendo pomo.
Para extender la culata, una copia directa del M-3/PAM-1/2, basta con presionar un pestillo en la parte trasera del receptor y tirar de la pieza hacia atrás, una operación posible con una mano y apoyando el arma en la ventanilla del móvil, las rodillas, y hasta por inercia en caída con un canchero "tirón", pero con dos manos para el usuario promedio, casi igual que con el Halcón ML-63
El guión carenado es un poste ajustable para la elevación, mientras que el alza trasera con apertura, en forma de L y ajustable para la resistencia al viento y golpes, tiene configuraciones realistas de 50 y 100 metros, con un radio de visión generoso de 320 mm. Todas mis experiencias de tiro con el FMK-3 en polígono solamente, generalmente el del Cuerpo de Policía Montada de la calle "Chonino" (nombre del perro de presa Chonino de la División de PFA Canes, caído en acto de servicio el 2 junio 1987; fecha que hoy es Día Nacional del Perro: "¡Tres valientes, tres patriotas! Suboficial Luís Alberto Sibert, agente Jorge Ianni, perro de presa Chonino, juntos en nuestros corazones y hasta siempre...":
https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=824216671107049&id=746036608925056), aunque nunca en combate, fueron regulares, aceptables, buenas, nada sobresaliente ni comprometedor en ningún sentido, ni fallas de ningún tipo. La combinación existente del relativamente lento (comparado con otras armas similares) velocidad de disparo del FMK-3 con su peso pesado, se obtiene una estabilidad y capacidad de control totalmente automática y hasta con una sola mano, que en emergencia estando herido en una de ellas, puede marcar la diferencia nada más ni menos que entre la vida y la muerte (por ello el practicar regularmente, así sean unos pocos minutos a la semana, la manipulación ambidiestra, y de tanto en tanto, aunque sea un par de veces al año, el tiro de práctica con la mano y/o posición "boba", ¡te salva la vida!).
Igualmente, el subfusil posee procedimientos sencillos de manejo y sencillos de desmontaje y ensamblaje que no requieren herramientas de ningún tipo. En general, los FMK-3/4/5 no simbolizan ningún tipo de avance tecnológico o creatividad en el campo de las armas de fuego, ¡pero cumplen su puntual cometido maravillosamente bien y sin envidiar nada de cualquier otro diseño de arma del mismo tipo!, sobre todo en robustez, fiabilidad, precisión e incluso estabilidad en tiro automático. En sí representa un esfuerzo consolidado de un país ya hoy bien desarrollado para volverse autosuficiente en el campo de las armas portátiles, camino desandado con los últimos 36 años de corrupto y antinacionalista peronismo a cargo del Poder Ejecutivo y/o con mayoría legislativa siempre, que hoy se perpetúa con la desindustrialización en Defensa y el desarme unilateral militar y policial definitivo del noCAMBIEMOSnada, que vive cerrando fábricas de material de Defensa, y cuarteles, gendarmerizando a las Fuerzas Armadas a la vez que desautoriza, desarma y coarta en sus funciones a las Fuerzas de Seguridad, hoy hemipléjicas y criminalizadas jurídicamente, a tal punto que en tres largos y desahuciantes años de pésimo gobierno, aún no ha logrado poner en producción a la FMAP-DM con la nueva serie de fusiles Beretta ARX-200 de 7.62 NATO y pistolas PX-4 Storm de 9 NATO ya seleccionados y contratados, ¡y urgentemente necesitados para reequipar a nuestras Fuerzas Armadas!
El subfusil FMK-3 es, ciertamente, un motivo de orgullo nacional, bien concebido, robusto, fiable, efectivo, duradero, éxito de exportación, pero que hoy gracias a los políticos argentinos izquierdohumanistas garantoabolicionistas, generalmente sionistas/masones, podemos hallarlos en las peligrosas e incontrolables calles de las grandes urbes argentinas en manos de los delincuentes que controlan calles y barrios completos, y a los que en 36 años de pseudodemocracia jamás sufrieron los efectos de demagógico y vil Plan de Desarme alguno, que sólo se aplica a ciudadanos honestos y Fuerzas Armadas y de Seguridad, y que para colmo de males en la peronista autodenominada DeKada Ganada (ganada para apátridas, cobardes, vagos, terroristas, viciosos, ignorantes, delincuentes, transas, inútiles, degenerados...), estos delincuentes y extremistas que nadie controla se reforzaron armamentísticamente con miles de armas de guerra y 20 millones de municiones que desaparecieron de los arsenales del Estado, como Fuerzas Armadas y de Seguridad, estas últimas generalmente provinciales, y del RENAR -hoy ANMAC-, que estaba a cargo de transas barrabravas del club Quilmes ligados a narcos y altos funcionarios del Ejecutivo Nacional con antecedentes y/o conexiones subversivas castroguevaristas y hoy fundamentalistas; mientras a nuestros policías, atados de pies y manos, vestidos de fluo para que hagan tiro al blanco con su humanidad, controlados con cámaras y micrófonos QUE A LOS DELINCUENTES NO LES PONEN PARA NO "VIOLAR SU DERECHOS" (A DELINQUIR IMPUNEMENTE), sin armas largas, y con pistolas sin bala en recámara (que para custodiar delincuentes detenidos en hospitales se las retiran, para servicios de espectáculos o manifestaciones públicas se las retiran, sin son sancionados se las retiran, si son sumariados se las retiran, si discuten en la privacidad del hogar con el marido o la esposa se las retiran...), y con un solo cargador de municiones de repuesto, deben enfrentar al formidable y devastador poder de fuego de la desaforada delincuencia, poder de fuego que antes era una exclusividad del Estado y honestos ciudadanos muy bien preparados, y todavía debería seguir siendo una exclusividad del Estado para garantizar la Seguridad pública.
Carcterìsticas generales FMAP-DM FMK-3/4
_Tipo: Subfusil
_País de origen: Argentina
_Otros nombres: PA-3DM (Pistola Ametralladora modelo 3 "Domingo Matheu")
_En servicio: 1974–presente
_Guerras: Antisubversiva Argentina; Malvinas; Civil de El Salvador; Antisubversiva en Perú; Alto Cenepa en Perú; Balcanes, Bosnia-Herzegovina en Croacia.
_Diseñada: 1970
_Fabricante: Fabricaciones Militares Sociedad del Estado, Fábrica Militar de Armas Portátiles "Domingo Matheu"
_Producción: 1971 a 1996
_Cantidad: 70.000 a 100.000 ejemplares
_Variantes: FMK-3 culata de varilla de acero retráctil; FMK-4 culta fija de plástico, 10 mm más larga pero mismo peso; Carabina semiautomática FMK-5, idem FMK-4
_Peso: 3.4 kgs. descargado; 3.9 kgs. a 4.3 kgs. cargado, dependiendo municiòn.
_Longitud: 523 mm con culata plegada; 693 mm con culata desplegada; 703 mm con culata fija de plástico
_Longitud del cañón: 290 mm (180 mm dentro de estructura tubular).
_Calibre: 9 mm Parabellum (9×19 mm; 9 NATO)
_Velocidad inicial: 400 mts/s
_Sistema de disparo: Retroceso directo de masa, ciere abierto
_Cadencia de tiro: 600-650 disparos/minuto
_Alcance efectivo: 100 mts.
_Cargador: Petaca extraíble recta de 25, 32 y 40 cartuchos.
Usuario:
Argentina:
_Ejército Argentino
_Armada Argentina
_Fuerza Aérea Argentina
_Gendarmería Nacional Argentina
_Prefectura Naval Argentina
_Policía Federal Argentina
_Policía Aeronáutica Nacional
_Policías provinciales (algunas increible e infamemente las han retirado sin reemplazo, como en Provincia de Buenos Aires)
_Servicios Penitenciarios Federal y Provinciales
_Policía de la Ciudad (heredadas de PFA)
Bolivia:
_Ejército de Bolivia
_Policía Nacional de Bolivia
Croacia: Ejército Nacional Croata
El Salvador:
_Ejército Salvadoreño
_Policía Nacional Civil de El Salvador
Perú:
_Ejército del Perú
_Policìa Nacional de Perú
Uruguay
_Ejército Nacional de Uruguay
_Policía Nacional de Uruguay
 
Fuente:Sean Eternos los Laureles
 

DEJE SU COMENTARIO

campos obligatorios

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.